Derechos Humanos/ Human Rights

Posted on

IMG_0896Fuente: ONU

El Consejo de Derechos Humanos debate la privacidad en la era digital

12 de septiembre, 2014 — La era digital podría ser considerada como el mayor movimiento de liberación que el mundo jamás haya conocido. No obstante, las plataformas digitales se prestan a la vigilancia, la intercepción y la recopilación de datos, y generan profundas preocupaciones sobre las medidas que explotan esa situación.

Así lo afirmó este viernes, la Alta Comisionada Adjunta para los Derechos Humanos, Flavia Pansieri, en un panel sobre el tema celebrado en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra.

Los expertos participantes destacaron que se trata de una de las cuestiones más importantes para el derecho moderno, ya que las tecnologías pueden ser usadas para buenos propósitos y también para violaciones de los derechos humanos, en particular del derecho a la privacidad.

Explicaron que esta es una garantía fundamental enlazada con el derecho a la libertad de expresión, de asamblea y asociación, además del de la salud y la sexualidad.

En este contexto, llamaron a establecer regulaciones en la materia para prevenir los efectos negativos.
Fuente:PanoramaDiplomatico

ESPAÑA OBJETA RECOMENDACIONES DE LA ONU SOBRE VERDAD, JUSTICIA, REPARACIÓN Y GARANTÍAS DE NO REPETICIÓN

Ginebra, 10 de septiembre.- España manifestó su disconformidad con ciertas conclusiones de la visita a su país del Relator de la ONU sobre verdad, justicia, reparación y garantías de no repetición, el colombiano Pablo de Greiff, en un debate esta tarde en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra.
“Pude constatar que los demás esfuerzos y medidas adoptadas para atender los legados de la Guerra Civil y de la dictadura han sido caracterizados por la fragmentación y no han respondido a una política de Estado consistente, incluyente y global en favor de la verdad, la justicia, la reparación y las garantías de no repetición”, había resumido De Greiff sobre su visita a España, del 21 de enero al 3 de febrero pasados.
“La transición española es  un caso de reconciliación nacional sin justicia penal, de acuerdo a la decisión consensuada por la inmensa mayoría de las fuerzas políticas parlamentarias elegidas libre y democráticamente. El equilibrio entre paz y democracia, justicia y reconciliación, se encontró en España a costa de renunciar a la justicia penal”, explicó la delegación española.
“En el área de la justicia, la Ley de Amnistía, así como interpretaciones restrictivas de la ley y del principio de legalidad, además de seguir negando el acceso a la justicia, también impiden cualquier tipo de investigación y obstaculizan el derecho a la verdad”, resumió críticamente de Greiff.
“No estamos ante una ley de punto final otorgada por la dictadura para perdonarse a sí misma, sino una ley adoptada por los partidos parlamentarios democráticamente elegidos y plenamente conscientes de la importancia del paso que estaban dando”,  justificó la diplomacia española en replica al discurso de Pablo de Greiff.
El relator respondió que España adoptó esa ley en 1977, con posterioridad a haber ratificado el Pacto de Derechos Civiles y Políticos de la ONU, que a su entender prohibe las amnistías.
“No se estableció nunca una política de Estado en materia de verdad, no existe información oficial sobre las violaciones o el número de víctimas, ni mecanismos oficiales de esclarecimiento de la verdad. Predomina además un modelo de “privatización” de las exhumaciones, que delega la responsabilidad a las víctimas y asociaciones para buscar e identificar los restos de sus familiares”, alegó el Relator al presentar su informe al Consejo.   
 “Esto alimenta la indiferencia de las instituciones estatales y conlleva dificultades metodológicas, de homologación y oficialización de la verdad. Muchos familiares, hoy ya personas muy mayores, reclaman poder dar sepultura a sus seres queridos antes de morir”, subrayó de Greiff en su intervención.
La diplomacia española criticó a de Greiff, quien estaría supuestamente influenciado por “la apreciación de las asociaciones de víctimas con las que el Relator ha tenido contacto”, olvidando a otras “que consideran que el mayor triunfo de sus pretensiones frente a las violaciones de derechos humanos parecidas lo constituye la consolidación de la democracia y las garantías de no repetición.”

Fuente: PanoramaDiplomatico
EMPRESAS PRIVADAS PRODUCEN BAJO NUEVAS FORMAS DE ESCLAVITUD

Ginebra, 10 de septiembre.- La Relatora Especial sobre las formas contemporáneas de esclavitud, Urmila Bhoola, en el marco de la presentación del informe anual de su mandato al Consejo de Derechos Humanos de la ONU, llamó la atención de los Estados sobre el hecho que muchas empresas privadas, especialmente las corporaciones transnacionales de suministros globales1 , utilizan el trabajo forzado, el cual constituye una nueva forma de esclavitud.       
Bhoola, de origen sudafricano, indicó que “según la Organización Internacional del Trabajo (OIT) el 90% de aproximadamente 20,9 millones de personas que son víctimas de trabajo forzado, son explotadas por individuos o empresas del sector privado” y de acuerdo a investigaciones recientes de la misma organización, la economía privada obtiene por año unos 150 billones de dólares como beneficios de esa práctica. Sólo en Estados Unidos las víctimas del trabajo forzoso, incluyendo el trabajo doméstico, agricultura, construcción, manufactura y minería, generan unos 51 mil millones dólares en ganancias anuales.
Todo ello refuerza “la necesidad de garantizar que las prácticas comerciales sean congruentes con los derechos humanos”. Este será uno de los cuatro ejes prioritarios en su agenda de trabajo, anunció la experta. Los otros temas serán: la eliminación de todas las formas de servidumbre doméstica y esclavitud; la erradicación de los matrimonios infantiles, práctica a la que se refirió como análoga a la esclavitud basada en el matrimonio servil, servidumbre doméstica y esclavitud sexual, al tiempo que lamentó que aún hayan países en los que no está penalizado el matrimonio precoz; y por último la abolición del trabajo infantil.
La Relatora también señaló que profundizará sus investigaciones sobre las causas y consecuencias que generan las formas contemporáneas de esclavitud, entre ellas: la pobreza, la desigualdad, la debilidad en las leyes nacionales y el no cumplimiento de normas internacionales en la materia. Asimismo, expresó su deseo de dar más visibilidad a este fenómeno en las economías desarrolladas y manifestó su intención de trabajar en estrecha colaboración con la sociedad civil.
En el momento de las intervenciones de los estados, varios países de América Latina solicitaron la palabra: México, Brasil, El Salvador, Venezuela, Cuba, Costa Rica y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELA) presidida por Costa Rica.
La CELAC resaltó el alcance de las recomendaciones de la OIT en relación al trabajo forzoso, al considerar que éstas pueden complementar el Convenio Internacional sobre Trabajo Forzoso, para dar paso a un dispositivo moderno y equilibrado que permita erradicar esta nueva forma de esclavitud. Mientras tanto, Venezuela coincidió en que se debe luchar contra las nuevas formas de esclavitud, alentó a la Relatora a que profundice en el estudio sobre su origen y manifestó su preocupación por el papel de las empresas transnacionales en el trabajo forzado.
Por su parte, Brasil destacó que las políticas públicas deben centrarse en la prevención, no sólo en el cumplimiento de la legislación contra la servidumbre doméstica, el trabajo forzoso y otras formas contemporáneas de esclavitud. Mencionó que han creado políticas que mejoran las condiciones de trabajo del servicio doméstico y recientemente el país adoptó una ley que permite expropiar las tierras en las que se ha constatado que se trabajaba en condiciones de esclavitud.
En este contexto de prioridades y estrategias presentadas por la nueva Relatora, especialmente la que concierne a las corporaciones transnacionales, según múltiples estadísticas de la Comisión Económica para América Latina (CEPAL), la mayoría de las empresas de América Latina que se dedican al sector de suministros globales, son corporaciones privadas nacionales o transnacionales.
El mandato de la Relatoría sobre las Formas Contemporáneas de Esclavitud, que sustituyó al entonces Grupo de Trabajo, fue aprobado por el Consejo de Derechos Humanos en septiembre de 2007. La actual experta remplazó a Gulnara Shahinian, de origen armenio, quien ejerció esta función durante dos periodos consecutivos, desde su nombramiento en 2008 hasta su relevo en 2014.

Fuente:  PanoramaDiplomatico
“NUNCA HAY JUSTIFICACIÓN PARA DEGRADAR, DENIGRAR O EXPLOTAR A OTROS SERES HUMANOS”: NUEVO ALTO COMISIONADO DE DERECHOS HUMANOS DE LA ONU

Ginebra, 8 de septiembre. En su primera alocución como Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, el príncipe jordano Zeid Ra’ad Al-Hussein trazó rutas para afrontar y atenuar circunstancias mundiales que en la actualidad provocan graves y masivas violaciones de derechos humanos; los conflictos en el Medio Oriente y el Norte de Africa, los efectos negativos del denominado desarrollo, modelo hasta ahora carente de enfoque de derechos humanos, así como el fenómeno de la migración mundial, definen, según el nuevo Alto funcionario, las grandes prioridades y los retos a escala mundial.
Según Al-Hussein, tres pasos son prioritarios para la comunidad internacional frente a los conflictos latentes: frenar las crisis en Irak y Siria y sobretodo proteger a grupos étnicos y religiosos, niños y niñas en riesgo de reclutamiento forzado y violencia sexual, así como a mujeres que han sido objeto de severas restricciones; asegurar el establecimiento de responsabilidades sobre las graves violaciones de derechos humanos y otros crímenes internacionales; y “dar un paso atrás” y reflexionar las razones por las que estos conflictos han emergido con tal intensidad.  
Además de referirse a Irak y a Siria, el nuevo referente mundial en derechos humanos señaló la urgente necesidad de poner fin a la discriminación y la impunidad en conflictos como el de Israel y Palestina, Libia, Ucrania, la República Centroafricana, Sudán del Sur, Corea del Norte y Sri Lanka; reconoció los esfuerzos emprendidos por el Consejo de Derechos Humanos por el establecimiento de varias Comisiones de Investigación y misiones especiales con mandato para establecer los hechos sobre las violaciones de derechos humanos en varios de estos países.
El segundo eje de su discurso inicial como nuevo Alto Comisionado fue el vínculo entre desarrollo y derechos humanos. Al-Hussein se refirió a la ausencia de un enfoque de derechos humanos en los ya caducados Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) e insistió en la necesidad de que las nuevas Metas de Desarrollo Sustentable (MDS), que serán negociadas en el curso de los próximos doce meses, tienen el potencial de transformar la noción de desarrollo.
“La discriminación y las inequidades de todo tipo impiden a las personas alcanzar su potencial pleno y las nuevas metas deben buscar sobrepasarlas… estas metas sólo harán la diferencia si su progreso puede monitorearse de manera efectiva… un esfuerzo importante deberá hacerse por construir un marco de responsabilidad, con indicadores que puedan medir las acciones y omisiones de las empresas privadas y las autoridades públicas”, señaló Al-Hussein.
También fue motivo de particular preocupación la situación de los migrantes en todo el mundo. “Desde el mar Mediterráneo, el Océano índico o los desiertos de Estados Unidos continuamos viendo incontables muertes de migrantes en el curso de sus viajes, formas brutales de tráfico de personas y detenciones prolongadas en condiciones deplorables”.
El experto hizo énfasis en la detención de más de 50 mil niños y niñas que han llegado a Estados Unidos desde octubre de 2013 sin acompañamiento. “Ellos han huido de la violencia y las carencias en países como El Salvador, Guatemala y Honduras… mientras las causas subyacentes incluyen la pobreza y la inequidad, la causa más inmediata es el temor a la violencia de pandillas que ha afectado específicamente a la niñez, como potenciales miembros de dichas estructuras”.
Para Al-Hussein, las causas estructurales en los países de origen y destino deben afrontarse de manera concertada, a nivel regional. “Los abusos que sufren estos niños en tránsito, que incluyen ejecuciones, secuestros, desapariciones, extorsiones, violencia sexual y detención, son chocantes y deben atenderse… la impunidad que gozan quienes se benefician de la trata de estos niños es inaceptable”, concluyó.
Por último, recordó que el mandato de la Oficina del Alto Comisionado consiste en asegurar que las normas universales de derechos humanos sean respetadas, sin hacer distinción entre países y colocando en igualdad de importancia a los derechos civiles, políticos, económicos, sociales y culturales.
Para el funcionario, estas normas se han desarrollado por el trabajo persistente de mecanismos de expertos independientes. “Tal como mis antecesores, daré la mayor importancia a las conclusiones de todos los mecanismos de derechos humanos” dijo al referirse al trabajo que realizan los comités que velan por el cumplimiento de las convenciones internacionales en la materia, los relatores especiales y grupos de trabajo, así como al Examen Periódico Universal (EPU).
Al-Hussein remplazó a Navy Pillay, quien dejó el cargo de Alta Comisionada en agosto pasado tras seis años de labor al frente de la Oficina especializada de la ONU. Fue electo para el cargo por la Asamblea General en junio de 2014, nominado por el Secretario general Ban Ki-Moon. Es el séptimo titular de dicho cargo, el primer asiático, el primer musulmán y el primer árabe en tal posición.

Fuente: LaRazón
ONU Mujeres presenta modelo de protocolo para luchar contra el feminicidio

-Bolivia-

La representante de ONU Mujeres, Asa Regner, lamentó que la impunidad en el tratamiento de ese tipo de casos sea muy alto, porque la emisión de sentencias reduciría la incidencia y señalaría a la población que ese tipo de faltas no es permitida por la sociedad.
La representante de la Organización de Naciones Unidas para Mujeres, Asa Regner, presentó el martes el ‘Modelo de Protocolo Latinoamericano de Investigación de Feminicidios’, junto al representante de la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Denis Racicot.
“Muchas veces después de años de abuso se termina en un feminicidio, así que el Protocolo es una manera de levantar el asunto, explicar esas cadenas de dependencia y desequilibrio de poder entre hombres y mujeres y una herramienta técnica para actores dentro del sistema de justicia” explicó Regner.
La representante de ONU Mujeres lamentó que la impunidad en el tratamiento de ese tipo de casos sea muy alto, porque la emisión de sentencias reduciría la incidencia y señalaría a la población que ese tipo de faltas no es permitida por la sociedad.
Regner indicó que la mayoría de los agresores son jóvenes, lo que significa que las relaciones de poder en la pareja son un tema no resuelto en la sociedad y que precisa ser abordado y reforzado en la escuela como herramienta preventiva.
La Directora de ONU Mujeres destacó la aprobación de modernas leyes aprobadas en Bolivia a las que, sin embargo, les hace falta -dijo- reglamentación, participación de los gobiernos locales y de organizaciones de mujeres independientes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s