Naciones Unidas

Derechos Humanos / Human Rights

Posted on

Informe sobre Haití denuncia un “patrón de violaciones de los derechos humanos” y una “casi total impunidad”

Fuente: Naciones Unidas

19 de enero, 2021

Un informe de la Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos “muestra un patrón de violaciones y abusos” de estas garantías fundamentales “seguido de la falta de rendición de cuentas”, aseguró su portavoz.

Marta Hurtado también expresó la preocupación de la Oficina que dirige Michelle Bachelet por los recientes decretos presidenciales que crean una agencia nacional de inteligencia y fortalecen el sistema de la seguridad pública, “porque los análisis preliminares indican que no parecen estar en línea con las normas y estándares internacionales de derechos humanos”.

También conllevan el riesgo de conducir a una mayor represión de las libertades de reunión pacífica, asociación y libertad de expresión.

“Los actos de violencia cometidos por manifestantes en protestas anteriores no deben servir como pretexto para restringir las libertades fundamentales y reducir el espacio cívico”, aseguró Hurtado.

La Oficina de Derechos Humanos de la ONU también está preocupada por la inseguridad, la pobreza y las desigualdades estructurales persistentes en Haití, junto con el aumento de las tensiones políticas, lo que puede llevar a un descontento público seguido de una violenta represión policial y más violaciones de los derechos humanos.

En los últimos meses, los secuestros para pedir rescate, los ataques de bandas criminales contra barrios supuestamente rivales y la inseguridad generalizada han aumentado en Haití en un contexto de impunidad casi total.

Tensiones políticas

Paralelamente, las tensiones políticas están resurgiendo debido a las disputas sobre el calendario y el alcance de las elecciones y un referéndum sobre la reforma constitucional propuesta por el Gobierno.

“Los llamados a protestas masivas han ido en aumento. Esto, a su vez, genera preocupaciones por las renovadas violaciones de derechos humanos por parte de las fuerzas de seguridad durante la vigilancia de las protestas, como se vio durante las protestas durante meses en 2018 y 2019, así como durante las manifestaciones de octubre y noviembre del año pasado”, afirmó Hurtado.

Añadió que “las violaciones de derechos humanos cometidas por funcionarios encargados de hacer cumplir la ley haitianos y los abusos de derechos humanos cometidos por pandilleros durante los disturbios sociales de 2018-2019”, están documentados en un informe publicado por su Oficina.

El informe muestra un patrón de violaciones y abusos de los derechos humanos seguido de casi la falta de rendición de cuentas. Además, documenta violaciones a los derechos de reunión pacífica y libertad de expresión.

Las autoridades deben evitar que se repita

El documento también recoge los impactos de las manifestaciones y las barricadas en la vida cotidiana del pueblo haitiano, especialmente en 2019. Más específicamente, aborda las restricciones a su libertad de movimiento, su acceso a la atención médica, incluida la salud sexual y reproductiva, su acceso a la educación y su derecho a la alimentación. También el impacto que esas protestas tienen en las prisiones haitianas.

“Las autoridades deben tomar medidas de inmediato para evitar la repetición de estas violaciones y abusos de los derechos humanos, asegurándose de que los agentes del orden respeten las normas y estándares internacionales sobre el uso de la fuerza cuando se enfrentan a protestas”, declaró Hurtado.

También deben garantizar que las pandillas no interfieran con el derecho de las personas a manifestarse pacíficamente.

Además, el Gobierno también debe garantizar la rendición de cuentas por las violaciones y abusos pasados, asegurando justicia, verdad y reparación.

Haití debe tomar medidas para abordar las quejas de la población y las causas fundamentales que alimentaron las protestas, incluida la impunidad generalizada, las denuncias de corrupción, la pobreza persistente, las desigualdades estructurales, el acceso limitado a los servicios sociales y otras dificultades en el disfrute de los derechos económicos y sociales por el pueblo haitiano.

Hurtado señaló que la Oficina acoge “con satisfacción” el compromiso de la Policía Nacional de Haití con la reforma de las prácticas documentadas en el informe, incluida la garantía de que los agentes que participan en la vigilancia de las protestas reciban la formación y las instrucciones adecuadas.

La Oficina de Derechos Humanos de la ONU está dispuesta a seguir apoyando a las autoridades estatales en el cumplimiento de las obligaciones internacionales de derechos humanos y expresa su voluntad de seguir trabajando para establecer una oficina en el país.

Derechos Humanos / Human Rights

Posted on

Bachelet: Los derechos humanos son la vacuna contra el hambre, la pobreza, la desigualdad y el cambio climático

Fuente: Naciones Unidas

09 de diciembre, 2020

 La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos ha hecho este miércoles un duro balance de una pandemia que ha expuesto todas nuestras debilidades como sociedad. Al acabar de mostrar las fisuras de nuestros sistemas, Michelle Bachelet ha advertido a la humanidad de que volver a lo que se tenía antes de que el coronavirus hiciera irrupción en nuestras vidas, será un fracaso.

Las vacunas por sí solas no pueden curar el daño que ha causado la pandemia.

“El 2020 es un año que ninguno de nosotros olvidará jamás. Un año terrible y devastador que ha marcado a muchos de nosotros de muchas maneras”, aseguró Michelle Bachelet antes de recordar que al menos 67 millones de personas han sido infectadas, y 1,6 millones han muerto por una pandemia que está lejos de haber terminado.

También indicó que la COVID-19 ha tenido un impacto devastador en la economía de los países y en el empleo, en los ingresos, la educación, la salud y el suministro de alimentos para cientos de millones de personas, lo que ha supuesto un enorme retroceso en el desarrollo, en los esfuerzos por aliviar la pobreza y en la mejora de la situación de las mujeres.

Para la Alta Comisionada, el año 2020 ha pasado factura no sólo a todas las regiones y prácticamente a todos los países, sino también a todos los derechos humanos, ya sean económicos, sociales, culturales, civiles o políticos.

“La COVID-19 se ha cebado en las fisuras y fragilidades de nuestras sociedades, exponiendo todos nuestros fracasos a la hora de invertir en la construcción de sociedades justas y equitativas. Ha mostrado la debilidad de sistemas que no han logrado dar centralidad a la defensa de los derechos humanos”, dijo.

Según la Alta Comisionada, nos enfrentamos a tres futuros posibles muy diferentes:

  • Se puede salir de esta crisis en un estado aún peor que cuando comenzó, y estar aún menos preparados para la próxima conmoción de nuestras sociedades
  • Se puede luchar poderosamente para volver a la normalidad, pero la normalidad es lo que nos ha llevado a donde estamos hoy
  • O se puede salir mejor

Las vacunas no previenen los estragos económicos

“En las últimas semanas se han producido avances extraordinarios en el desarrollo de la vacuna. Esto es fruto del ingenio y la determinación de las personas en un momento de crisis. Pero las vacunas por sí solas no pueden resolver la pandemia, o curar el daño que ha causado”, declaró.

Bachelet hizo un llamado para que los Estados no sólo distribuyan estas vacunas equitativamente, sino que también reconstruyan la economía, reparen el daño causado por la pandemia y aborden las lagunas que ésta ha expuesto.

Muchos gobiernos no actuaron con la rapidez o la decisión suficientes para detener la propagación de la COVID-19. Otros se negaron a tomarla en serio.

La Alta Comisionada también reflexionó sobre el hecho de que las vacunas “no prevendrán ni curarán los estragos socioeconómicos resultado de la pandemia y que han ayudado a su propagación”.

“Pero hay una vacuna para el hambre, la pobreza, la desigualdad y posiblemente – si se toma en serio – para el cambio climático, así como para muchos de los otros males que enfrenta la humanidad. Es una vacuna que desarrollamos a raíz de anteriores crisis mundiales masivas, incluidas las pandemias, las crisis financieras y las dos guerras mundiales. El nombre de esa vacuna es ‘derechos humanos’”, recalcó.

Para Bachelet, la COVID-19 ha puesto de relieve nuestra incapacidad de defender esos derechos: “no sólo porque no pudimos, sino porque no lo hicimos o decidimos no hacerlo”.

Agregó que la incapacidad de muchos países para invertir suficientemente en la atención sanitaria universal y primaria, de conformidad con el derecho a la salud, ha quedado expuesta como “algo extremadamente miope” y, aunque reconoció que estas medidas preventivas vitales son costosas, razonó que no hay nada tan costoso como no invertir en ellas.

Politización de la pandemia

Bachelet reservó duras palabras para quienes han politizado la pandemia.

“Muchos gobiernos no actuaron con la rapidez o la decisión suficientes para detener la propagación de la COVID-19. Otros se negaron a tomarla en serio, o no fueron totalmente transparentes sobre su propagación.

En lugar de unirnos, la respuesta a la pandemia ha llevado en algunos lugares a una mayor división.

Sorprendentemente, incluso hoy en día, algunos líderes políticos siguen restando importancia a su impacto, menospreciando el uso de medidas simples como el uso de mascarillas y evitando las grandes reuniones. Incluso algunas figuras políticas siguen hablando casualmente de ‘inmunidad de la manada’, como si la pérdida de cientos de miles de vidas fuera un costo que se puede soportar fácilmente en aras del bien común. Politizar una pandemia de esta manera va más allá de la irresponsabilidad, es algo totalmente reprochable.

Peor aún, en lugar de unirnos, la respuesta a la pandemia ha llevado en algunos lugares a una mayor división. Se han descartado las pruebas y procesos científicos, y se han sembrado teorías de la conspiración y de desinformación y se ha permitido o alentado que prosperen”, dijo. 

Otro efecto del COVID-19: la desconfianza

Todo ello ha tenido unas consecuencias que van más allá de las cuestiones materiales: “Estas acciones han clavado un cuchillo en el corazón del bien más preciado, la confianza. Confianza entre naciones, y confianza dentro de las naciones. Confianza en el gobierno, confianza en los datos científicos, confianza en las vacunas, confianza en el futuro”.

Por ese motivo, declaró que si queremos lograr un mundo mejor tras esta calamidad, como se hizo tras la Segunda Guerra Mundial, hay que “reconstruir esa confianza entre nosotros”. 

Para la Alta Comisionada “ha sido chocante, pero lamentablemente no sorprendente”, ver el desproporcionado número de víctimas de la COVID-19 entre los individuos y grupos marginados y discriminados, en particular las personas de ascendencia africana, las que pertenecen a minorías étnicas, nacionales o religiosas, y los pueblos indígenas.

La pandemia está teniendo un impacto negativo tan vasto y de tan amplio alcance que nos resulta casi imposible comprender su enormidad.

“Así ha ocurrido en algunos de los países más ricos del mundo, donde la tasa de mortalidad de algunas minorías raciales y étnicas ha sido hasta tres veces superior a la de la población en general”, señaló antes de destacar que “muchas de las personas que de repente empezamos a reconocer y a referirnos como esenciales – trabajadores de la salud, limpiadores, trabajadores del transporte, empleados de tiendas – provienen de tales minorías”.

Los pobres más pobres

Además, destacó que, en los últimos 11 meses, los pobres se han empobrecido, los niños de hogares sin acceso o con restringida conectividad a internet o con equipos informáticos limitados o inexistentes se han retrasado en su educación, o la han abandonado por completo, y las niñas se han visto especialmente afectadas.

Con respecto a la seguridad económica básica, el empleo, la educación, la vivienda y la alimentación, “la pandemia está teniendo un impacto negativo tan vasto y de tan amplio alcance que nos resulta casi imposible comprender su enormidad”, continuó.

Todo esto no habría sucedido si se hubieran establecido protecciones sociales y económicas adecuadas para una proporción mucho mayor de la población mundial, en los países pobres y en los ricos.

En definitiva, “si hubiéramos aplicado la vacuna de los derechos humanos” no estaríamos en tan mala situación como lo estamos hoy.

La mujer entre las más golpeadas por la pandemia

También resaltó que las repercusiones en las mujeres han sido particularmente devastadoras y alertó de que, en algunas zonas, los derechos de la mujer corren el riesgo de sufrir un retroceso de decenios, incluso con respecto a un acceso más limitado a los derechos sexuales y reproductivos.

Por ello, indicó que, para crear un futuro mejor, las mujeres tendrán que desempeñar un papel mucho más importante en la toma de decisiones y el establecimiento de prioridades. A este respecto, subrayó: “No es una coincidencia que en un mundo en el que tan pocos países tienen mujeres líderes, varios de los países que se considera que han manejado la pandemia de manera más efectiva sean liderados por mujeres”.

Las acciones de algunos gobiernos que se han aprovechado de la situación para acabar con la disidencia política y las críticas.

Otro aspecto que ha marcado 2020, según Bachelet, ha sido la discriminación, debido a la injusticia racial y la brutalidad policial que se pusieron claramente de manifiesto con el asesinato de George Floyd y las protestas mundiales que generó.

A juicio de Bachelet, otros derechos como el de la libre expresión o el de reunirse y a participar en la vida pública se han visto afectados durante la pandemia no por las restricciones de movimiento justificadas para limitar la propagación de la COVID-19, sino por las acciones de algunos gobiernos que se han aprovechado de la situación para acabar con la disidencia política y las críticas, incluso deteniendo a actores de la sociedad civil y a periodistas.

“Algunos también parecen haber utilizado los temores y restricciones de la COVID-19 como una forma de inclinar las elecciones a favor del partido gobernante”, añadió.

La esperanza es una verdadera voluntad política

Para Bachelet, la pandemia nos ha dejado expuestos, vulnerables y debilitados. Sin embargo, en su devastación, también ha proporcionado una clara visión de cómo podemos convertir el desastre en una oportunidad para reajustar nuestras prioridades y mejorar nuestras perspectivas de un futuro mejor.

“El principal ingrediente que necesitamos para construir ese futuro es la voluntad política. La voluntad de poner nuestro dinero donde más se necesita, no donde se quiere, sino donde se necesita. La voluntad de luchar contra la corrupción, porque en muchos países, incluso en los más pobres, hay más dinero disponible, pero se pierde cuando va directamente a los bolsillos de unos pocos. Tenemos que abordar la desigualdad, incluso con reformas fiscales que podrían ayudar a financiar importantes mejoras socioeconómicas”, afirmó.

Del mismo modo, consideró que los países más ricos deben ayudar a los más pobres a superar esta crisis y a recuperarse mejor, y que se debe reparar el sistema deshilachado del multilateralismo para gestionar la recuperación.

Las respuestas nacionalistas simplistas simplemente socavarán la recuperación colectiva.

“La labor debe comenzar en casa, pero los dirigentes de los países poderosos deben reconocer una vez más que, más que nunca, nuestro mundo sólo puede hacer frente a los desafíos mundiales mediante la cooperación mundial. Las respuestas nacionalistas simplistas simplemente socavarán la recuperación colectiva. La primera prueba de esto será nuestra capacidad de asegurar que las nuevas vacunas y herramientas de la COVID-19 lleguen a todos los que las necesitan. La pandemia ha puesto de manifiesto una y otra vez que nadie está seguro hasta que todos lo estén”, afirmó.

Una advertencia final

Bachelet se preguntó a continuación si ¿aprovecharemos este momento para idear maneras de recuperar mejor?, si ¿aplicaremos adecuadamente la vacuna de los derechos humanos que puede ayudarnos a construir sociedades más resistentes, prósperas e inclusivas?, y si ¿tomaremos las medidas necesarias inmediatas para combatir la mayor amenaza existencial de todas, el cambio climático?

“Esperemos que así sea. Porque si no lo hacemos, especialmente en lo que respecta al cambio climático, el año 2020 será simplemente el primer paso en el camino hacia una mayor calamidad”, auguró antes de sentenciar: “Hemos sido advertidos”.

Bachelet hizo todas esas reflexiones en una rueda de prensa celebrada con motivo de la celebración mañana, 10 de diciembre, del Día de los Derechos Humanos.

Derecho Ambiental / Environmental Law

Posted on

Un acuerdo mundial para proteger la biodiversidad y evitar otra pandemia, el llamado de los líderes en histórica cumbre

Fuente: Naciones Unidas

 “La humanidad está librando una guerra contra la naturaleza, y necesitamos reconstruir nuestra relación con ella”, afirmó el Secretario General de la ONU este miércoles durante la primera Cumbre de las Naciones Unidas sobre Bioversidad.

António Guterres recordó que más del 60% de los arrecifes del mundo está en peligro por exceso de pesca y prácticas humanas destructivas; que las poblaciones de vida silvestre están disminuyendo “en picada” por el consumo excesivo y la agricultura intensiva; que la tasa de extinción se está acelerando y hay un millón de especies amenazadas o en peligro de desaparecer; y que la deforestación, el cambio climático y la conversión de áreas silvestres para la producción de alimentos están destruyendo la “red de vida de la Tierra”.

“Somos parte de esa frágil red y necesitamos que sea saludable para que nosotros y las generaciones futuras podamos prosperar. Una consecuencia de nuestro desequilibrio con la naturaleza es la aparición de enfermedades mortales como el VIH-SIDA, el Ébola y ahora el COVID-19, contra las cuales tenemos poca o ninguna defensa”, aseguró el titular de la ONU.

Agregó que el 60% de las enfermedades conocidas y el 75% de las nuevas enfermedades infecciosas son zoonóticas, que pasan de los animales a los humanos, lo que demuestra la íntima interconexión entre la salud del planeta y la salud humana.

“La biodiversidad y los ecosistemas son esenciales para el progreso y la prosperidad humanos. Sin embargo, a pesar de los reiterados compromisos, nuestros esfuerzos no han sido suficientes para cumplir con ninguno de los objetivos mundiales de biodiversidad establecidos para 2020”, alertó.

Guterres dijo que es necesaria una ambición mucho mayor, no solo de los gobiernos sino de todos los actores de la sociedad.

“Permítanme ser claro: la degradación de la naturaleza no es un problema puramente ambiental. Abarca la economía, la salud, la justicia social y los derechos humanos. Descuidar nuestros preciosos recursos puede exacerbar las tensiones y los conflictos geopolíticos”, expresó.

Denunció que, no obstante, con demasiada frecuencia otros sectores gubernamentales pasan por alto o minimizan la salud ambiental.

“Esta Cumbre es nuestra oportunidad de mostrarle al mundo que hay otro camino. Tenemos que cambiar de rumbo y transformar nuestra relación con el mundo natural”, insistió Guterres.

La importancia de la Cumbre

El objetivo de la reunión de líderes es destacar la crisis que enfrenta la humanidad por la degradación de la biodiversidad y aumentar la ambición del marco mundial de diversidad biológica que será adoptado por los países durante la COP15 en 2021, año en el que comienza la Década de las Naciones Unidas sobre esta cuestión.

El progreso hacia las metas mundiales de diversidad biológica establecidas hace diez años en Japón, incluidas las de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, ha sido insuficiente, con tasas de extinción de las especies que han aumentado de diez a cientos de veces más que los promedios históricos.

“Nuestra existencia en este planeta depende completamente de nuestra capacidad para proteger el mundo natural que nos rodea”, advirtió durante la reunión el presidente de la Asamblea General, Volkan Bozkir.

Nuestra existencia en este planeta depende completamente de nuestra capacidad para proteger el mundo natural que nos rodea.

Bozkir recordó que los sistemas de salud dependen de una rica biodiversidad y 4000 millones de personas dependen de los medicamentos naturales para mantener su salud.

“El 70% de los medicamentos utilizados para el tratamiento del cáncer proviene de la naturaleza. Más de la mitad del PIB mundial, que es de 44 billones de dólares, depende de la naturaleza. No es de extrañar, entonces, que el Informe de Riesgo Global 2020 del Foro Económico Mundial clasificara la pérdida de biodiversidad y el colapso de los ecosistemas entre las cinco principales amenazas que enfrenta la humanidad”, apuntó.

Para el presidente, la reunión COP15 que se celebrará en Kunming, China, debe hacer por la biodiversidad lo que la COP21 en París hizo por el cambio climático.

“Debe elevar el discurso a la corriente principal y colocarlo firmemente en la agenda política. Debe ayudar a garantizar que la biodiversidad y la gestión de los ecosistemas sean fundamentales para el desarrollo sostenible”, enfatizó.

China, sede de la Convención en 2020

El presidente de China Xin Jinping, quien será anfitrión de la próxima Convención de las Partes sobre Diversidad Biológica (COP15), envió un mensaje en el que dijo que proteger la biodiversidad es una base, un objetivo, pero también un medio para lograr la Agenda 2030 de las Naciones Unidas.

“Necesitamos aumentar nuestro sentido de responsabilidad y fortalecer nuestras acciones para abordar los retos que enfrenta la naturaleza y revertir efectivamente la pérdida de biodiversidad”, acotó.

Jingping aseveró que China quiere compartir con el resto de los países cómo está creando “una civilización ecológica”.

“Hemos puesto la ecología en todos nuestros pilares de desarrollo social y económico, y el objetivo es lograr una modernización que esté en armonía con la naturaleza y proteja los ecosistemas. Hemos aumentado los parques nacionales protegidos, y tomamos en serio las obligaciones de las convenciones internacionales”, detalló.

Agregó que su país se compromete a alcanzar el máximo de emisiones de carbono para 2030, y lograr emisiones neutras para 2060.

El despertar del COVID-19

La presidenta de la Unión Europea, Ursula von der Leyen, por su parte, planteó preguntas importantes a los líderes mundiales, estableciendo que el COVID-19 es un llamado a la acción.

“¿Qué necesitamos para que el caso de la biodiversidad sea alto y claro? ¿Cifras? Durante años, los científicos nos han proporcionado las cifras más sorprendentes de especies en riesgo de desaparecer, pero no ha sido suficiente. ¿Imágenes? Durante años, fotógrafos y realizadores de documentales nos han proporcionado conmovedoras e impresionantes imágenes de especies en riesgo de desaparecer, pero no ha sido suficiente. ¿Necesitamos ser afectados directa y masivamente en nuestra vida? ¿Como con una pandemia? ¿Una pandemia que nos encierre en casa, sin posibilidad de viajar? ¿Una pandemia provocada por una enfermedad zoonótica?”, cuestionó.

Von der Leyen aseguró que el mundo tiene toda la información para comprender cómo el cambio climático y la pérdida de biodiversidad están sucediendo ante los ojos de todos, y cómo se refuerzan entre ambos.

“Necesitamos detener este ciclo mortal”, subrayó y reiteró cómo la Unión Europea está en camino de convertirse en el primer continente con emisiones de carbono cero para 2050.

La presidenta destacó, como otros líderes mundiales, que la meta es lograr un nuevo Marco de Biodiversidad Global en China el próximo año.

“Queremos reglas globales claras, que se puedan medir, y que nos permitan hacernos responsables mutuamente. Y, sobre todo, reglas que protejan las especies y fortalezcan nuestra resiliencia y nuestro bienestar”, concluyó

América Latina, rica en biodiversidad y dispuesta a protegerla.

Varios países latinoamericanos participaron de la Cumbre, entre ellos Perú, que reiteró que sólo una acción multilateral efectiva podrá enfrentar la creciente pérdida de la diversidad biológica, a partir de la adopción de acciones urgentes por toda la comunidad internacional.

“El Perú ejerce un liderazgo regional en favor de la Amazonía y su biodiversidad, como se reafirmó en la reciente II Cumbre Presidencial del Pacto de Leticia, con acciones que involucran, entre otras, el combate contra la deforestación y delitos ambientales; la reducción del riesgo de desastres -sobre todo los incendios forestales-, y el fortalecimiento de la participación y la obtención de beneficios por parte de las comunidades locales”, apuntó el presidente Martín Vizcarra, en un mensaje grabado.

Vizcarra añadió que es necesario reconocer la relación intrínseca entre la diversidad biológica, la sociedad y el desarrollo, lo que requiere un equilibrio entre la búsqueda del bienestar humano y una conservación productiva e inclusiva que incorpore a las soluciones basadas en la naturaleza en la promoción del desarrollo sostenible.

“Desde el Perú, una de las cunas de la civilización humana, queremos hacer llegar un mensaje de optimismo, con la convicción de que todavía estamos en capacidad de reencontrar la senda que nos permita coexistir de manera armónica con la naturaleza. En ese esfuerzo está en juego nuestra supervivencia y la de las futuras generaciones”.

Colombia fue otro de los participantes que se pronunció por un nuevo marco global para proteger la diversidad como el camino a seguir.

“Es la oportunidad para que desde lo más alto adoptemos medidas que nos permitan alcanzar para el año 2050 la visión de vivir en armonía con la naturaleza”, consideró el presidente Iván Duque.

Según el mandatario colombiano, se deben asumir cinco compromisos para que ese marco sea efectivo y para que la recuperación económica posterior a COVID-19 sea “verde y justa” y se pueda avanzar en el cumplimiento de los ODS.

“Primero, proteger al menos el 30% de las áreas marinas y terrestres del planeta para el año 2030; segundo, alcanzar patrones de producción y consumo sostenibles en sectores con mayor impacto ambiental; tercero, integrar la biodiversidad en la planificación de todos los sectores productivos y niveles de gobierno; cuarto, comprometernos con soluciones basadas en la naturaleza como herramientas costo-efectivas para proteger la biodiversidad, mientras se generan empleos y se impulsa el crecimiento económico; y quinto, incrementar la movilización de recursos de todas las fuentes para proteger y promover la biodiversidad”, especificó.

Derechos Humanos/ Human Rights

Posted on

Nicaragua: La Alta Comisionada afirma que continúa la violación de derechos humanos

Fuente: Naciones Unidas

14 de septiembre, 2020  

La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos alertó este lunes de violaciones a esas garantías en la respuesta de Nicaragua a la pandemia del coronavirus y reportó que no se han registrado progresos en la situación de las garantías fundamentes en el país desde su última actualización el pasado mes de julio. Tampoco hay indicios por parte del Ejecutivo de estar dispuesto a debatir la cuestión.

“No se han observado avances en la situación de derechos humanos ni muestras del gobierno para abordar constructivamente las tensiones y problemas estructurales que desencadenaron la crisis sociopolítica en abril de 2018”, dijo Michelle Bachelet en una declaración oral durante la sesión de apertura del Consejo de Consejo de Derechos Humanos en Ginebra.

Bachelet cifró en treinta el número de casos en los que se produjeron “amenazas e intimidaciones” contra defensores de los derechos humanos, informadores, estudiantes, líderes campesinos e integrantes del clero católico, desde su último informe en julio.

A estos casos, añadió otros de probables violaciones del derecho a la vida y puso como ejemplo el homicidio producido el 19 de julio en el municipio de La Trinidad, en el departamento de Estelí, cuando una persona falleció “a manos de un elemento progubernamental”.

Este hecho destaca la importancia de desarticular y desarmar a las fuerzas progubernamentales, tal y como recomendó la Alta Comisionada en su informe sobre el país centroamericano el año pasado.  

La Ley de Amnistía, un error previsible

“Como lo advertí en diversas oportunidades, la Ley de Amnistía aprobada en junio de 2019 ha favorecido la impunidad de los responsables de graves violaciones de derechos humanos”, indicó Bachelet.

Al mismo tiempo, destacó que, de acuerdo con las cifras que barajan las organizaciones de la sociedad civil, “94 personas percibidas como opositoras al gobierno, entre ellas cuatro mujeres, siguen arbitrariamente privadas de libertad, acusadas en su mayoría de delitos comunes”.

Por ello, instó al gobierno a liberar a todas las personas detenidas arbitrariamente durante las protestas o por manifestar opiniones críticas con el Ejecutivo. “Esto constituiría un paso significativo hacia la restitución de derechos y la disminución de la polarización existente”, aclaró.

Aumentan los feminicidios

Bachelet reportó un aumento del número de feminicidios con relación al año pasado – 50 hasta el 30 de agosto de 2020, por 44 durante el año pasado-, así como del número de intentos de homicidios contra mujeres -68 tentativas en 2020, por 52 en 2019-.

COVID-19 y reformas electorales

Del mismo modo, la Alta Comisionada destacó que la pandemia de COVID-19 continúa afectando a una amplia lista de derechos económicos, sociales y culturales y que la mayoría de las recomendaciones formuladas en su informe de septiembre de 2019, entre ellas las de reformas electorales e institucionales, todavía no se implementaron, originando “la perpetuación de la impunidad y nuevas violaciones”.

En consecuencia, instó al gobierno a ponerlas en marcha, especialmente con las elecciones previstas en noviembre del año que viene en el horizonte, y a retomar la cooperación con su Oficina.

Derechos Humanos / Human Rights

Posted on

Expertos de la ONU lanzan una innovadora guía sobre el acceso a la justicia para las personas con discapacidad

Fuente: Naciones Unidas

28 de Agosto, 2020

 El documento ayudará a los países a eliminar las barreras que impiden que las personas con discapacidad puedan utilizar los servicios de la justicia en todo el mundo, resaltaron los especialistas.

 “Las directrices ofrecen una respuesta a los desafíos que enfrentan las personas con discapacidad para tener acceso a la justicia en igualdad de condiciones con los demás”, dijo Catalina Devandas, la relatora especial de la ONU sobre los derechos de las personas con discapacidad. 

“Las barreras que impiden ese acceso son múltiples. Sólo por nombrar algunas, a menudo los juzgados o las comisarías de policía no son accesibles, o los funcionarios de los juzgados y los agentes de policía pueden pensar que las personas con discapacidad no pueden participar en los procedimientos judiciales o no tienen la capacidad de instruir a un abogado. Queremos ayudar a los países a desmantelar los obstáculos y sistemas paralelos que impiden el acceso de todas las personas a las garantías y derechos existentes”.

Un “manual práctico” para todos los países

Las pautas son el producto final del trabajo conjunto de los tres órganos de las Naciones Unidas que se ocupan de los derechos de las personas con discapacidad y además se elaboraron en colaboración con expertos en derechos de la discapacidad, organizaciones de personas con discapacidad, Estados, académicos y otros actores. 

“Estas directrices son una importante contribución al derecho internacional de los derechos humanos, y son un aporte indispensable para lograr la justicia para todos“, dijo el presidente del Comité sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, Danlami Basharu. 

“Por primera vez, los países dispondrán de un manual práctico sobre cómo diseñar y aplicar sistemas legales que proporcionen a las personas con discapacidad un acceso equitativo a la justicia independientemente de su papel en el proceso, a fin ajustarlos a la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad y otras normas internacionales”.

Decálogo de principios para la inclusión

Las directrices describen 10 principios de acceso a la justicia para las personas con discapacidad -como “las personas con discapacidad tienen derecho a participar en la administración de justicia en igualdad de condiciones con los demás”- y se detallan las medidas de aplicación de cada una de ellas. 

 “Creemos que hemos proporcionado un pilar del que muchos sistemas de justicia carecían: la inclusión de la discapacidad”, dijo María Soledad Cisternas Reyes, enviada especial del Secretario General de las Naciones Unidas para la Discapacidad y la Accesibilidad. 

“Esto debería ser una herramienta valiosa para todos los integrantes del sistema judicial. Queremos asegurarnos de que las personas con discapacidad formen parte del sistema de la misma manera que forman parte de la sociedad, que puedan ejercer plenamente los derechos humanos que tienen en virtud de ser humanos”.

Derecho Internacional / International Law

Posted on

Guterres pide a Israel que desista en sus planes de anexión parcial de Cisjordania

Fuente: Naciones Unidas

24 de junio, 2020

 La ONU advierte que podrían estar en juego tres décadas de esfuerzos internacionales de paz y señala que, mientras se reduce la perspectiva de una solución negociada de dos Estados, aparecen los fantasmas de la ira, la radicalización y la violencia.

El Secretario General de las Naciones Unidas pidió este miércoles a Israel que descarte los planes de anexionar partes de Cisjordania, una acción que podría efectuarse la próxima semana.

“Estamos en un momento decisivo”, advertía António Guterres durante una reunión virtual del Consejo de Seguridad el miércoles. “De aplicarse, la anexión constituiría una gravísima violación del derecho internacional, perjudicaría gravemente la perspectiva de una solución de dos Estados y reduciría las posibilidades de una reanudación de las negociaciones. Pido al Gobierno israelí que abandone sus planes de anexión”.

La paz, más lejos que nunca

La propuesta de anexión la lanzó el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, durante la campaña electoral el pasado mes de marzo. De llevarse a cabo, supondría la anexión parcial de aproximadamente el 30% de Cisjordania e incluiría la mayor parte del Valle del Jordán y cientos de asentamientos israelíes ilegales.

La respuesta de los dirigentes palestinos ante esta iniciativa fue la de cortar los vínculos con Israel y los Estados Unidos, que respaldaron el plan.

El enviado de las Naciones Unidas para el Oriente Medio, Nikolay Mladenov, advirtió al Consejo que podrían estar en juego tres décadas de esfuerzos internacionales de paz.

“Reconociendo que ambos pueblos tienen derecho a vivir en su hogar ancestral, hace 27 años los líderes israelíes y palestinos acordaron emprender un camino noble pero difícil, para resolver el conflicto a través de negociaciones, sin tomar medidas unilaterales, y con el fin de llegar a un acuerdo sobre el estatus final de una paz justa”, recordó, hablando desde Jerusalén.

“Hoy estamos más lejos que nunca de este objetivo”, sentenció.

Mladenov indicó que mientras se reduce la perspectiva de una solución negociada de dos Estados, “aparecen los fantasmas de la ira, la radicalización y la violencia. Más allá de las consecuencias jurídicas, de seguridad y económicas, la amenaza de anexionar unilateralmente partes de Cisjordania enviará un mensaje y un único mensaje: las negociaciones bilaterales no pueden lograr la paz.”

 Añadió que “no podemos permitir que esto suceda” y que de la ruptura del diálogo y las negociaciones “no puede salir nada bueno”, por lo que pidió “dar una oportunidad a la diplomacia”.

Además, destacó que, aparte del amplio rechazo internacional que genera el plan de anexión, incluso los israelíes se muestran divididos con relación a esta cuestión y no la consideran prioritaria ya que el país se encuentra en medio de una crisis económica y un aumento del desempleo. 

Temores de inestabilidad

El diplomático búlgaro informó que una de las respuestas al plan de anexión fue que la Autoridad Palestina ha dejado de aceptar los ingresos provenientes de impuestos que Israel recauda en su nombre.

“Además de la incertidumbre económica causada por la pandemia de COVID-19, la Autoridad Palestina ha perdido ahora el 80% de sus ingresos mensuales. Los donantes no pueden llenar este vacío”, explicó. 

Igualmente, señaló que los palestinos de Gaza, que viven bajo el control del grupo Hamas desde hace más de una década, son especialmente vulnerables.

“Cada vez más se pide a las Naciones Unidas y a otras organizaciones internacionales que asuman responsabilidades de coordinación. Si bien estamos preparados para prestar apoyo en casos de emergencia, las Naciones Unidas no pueden sustituir a la Autoridad Palestina. Es fundamental que no se retrase o detenga la asistencia humanitaria y de otro tipo “, dijo.

Sigue existiendo una oportunidad

Mladenov se sumó a llamado de Guterres de descartar los planes de anexión israelíes, que podrían desencadenar inestabilidad en todo el territorio palestino, e instó a la comunidad internacional a trabajar para que las partes retrocedan de sus actuales posiciones y reemprendan el diálogo hacia la paz.

“En las próximas semanas, es posible que se adopten decisiones que causen un daño irreparable a las sociedades palestina e israelí, a la seguridad y al bienestar económico de ambos pueblos”, dijo.

No obstante, quiso proyectar un rayo de esperanza al afirmar que “esta sombría visión, sin embargo, no es todavía un hecho consumado. La oportunidad se está cerrando, pero todavía hay tiempo para evitar el caos. Se requerirá un esfuerzo concertado de todas las partes interesadas y la voluntad de asumir riesgos políticos para lograr la paz”.

Derechos Humanos / Human Rights

Posted on

Los Estados han de adoptar un enfoque humano en la gestión de migrantes en la frontera turco-griega

Fuente: Naciones Unidas

04 de marzo, 2020

Tras una nueva serie de enfrentamientos entre migrantes y la policía en la frontera entre Turquía y Grecia, la Organización Internacional para las Migraciones instó a todos los Estados a actuar con moderación y adoptar un enfoque “ecuánime y humano”, ante los movimientos poblacionales en los cruces fronterizos entre la Unión Europea y el país otomano.

Según fuentes periodísticas las confrontaciones causaron este miércoles la muerte de una persona, por lo menos.

Durante los últimos cinco días, los equipos de la OIM y sus socios han asistido a más de 2000 migrantes, distribuido artículos de primera necesidad y ofrecido servicios de interpretación en colaboración con el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y la Media Luna Roja turca, entre otros grupos.

Las primeras evaluaciones destacan la vulnerabilidad de muchos de esos migrantes, que poseen diversas nacionalidades, y la elevada proporción de mujeres, niños y familias. Los migrantes varados en la frontera terrestre entre Turquía y la Unión Europea y cerca del Mar Egeo carecen de alimentos, agua y otros bienes básicos y muchos duermen al aire libre en condiciones invernales adversas.

Apoyo a los Gobiernos

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) se mostró dispuesta a apoyar a todos los Gobiernos interesados en cualquier medida que contribuya a lograr una gestión eficaz de la migración, que reduzca las vulnerabilidades y asegure satisfacer las necesidades inmediatas de los migrantes.

Del mismo modo, es consciente de que algunos países, entre ellos Turquía y Grecia, se ven sometidos a una gran presión debido a la migración y los desplazamientos irregulares y reconoce que es necesario redoblar los esfuerzos a la hora de compartir las responsabilidades relacionadas con la ayuda de emergencia y con las soluciones a largo plazo para los migrantes y refugiados.

Al mismo tiempo, precisa que deben respetarse las obligaciones jurídicas internacionales, especialmente con las personas que requieran protección internacional.

La OIM también exhortó a la comunidad internacional a mantener su apoyo a Grecia que, en representación de la Unión Europea, ha sufrido una presión considerable en los últimos años; y a Turquía, que acoge a millones de refugiados que buscan protección desde hace mucho tiempo tras huir del conflicto en Siria.

Recordó que la situación en la provincia siria de Idlib ha alcanzado niveles catastróficos y que el número de nuevos desplazados internos se acerca al millón, creando enormes necesidades humanitarias para la población civil en general.

A la vez, instó una vez más a todas las partes relacionadas con el conflicto en Siria a respetar el derecho internacional humanitario, proteger a la población civil y permitir que se preste ayuda humanitaria a la población.

Derechos Humanos / Human Rights

Posted on

Las violaciones de derechos humanos no han cesado en Nicaragua: Michelle Bachelet

Fuente: Panorama RIDH

29 de marzo, 2020

 Michelle Bachelet afirmó el jueves pasado ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU que en Nicaragua “las violaciones de derechos humanos no han cesado”. Su actualización sobre la situación en el país fue solicitada a través de una resolución aprobada en marzo del año pasado por ese mismo Consejo, máximo órgano de la ONU en materia de derechos humanos, que se se encuentra reunido este mes en Ginebra para su 43. ª sesión.

El país centroamericano se sumió rápidamente en una crisis sociopolítica tras una ola de protestas antigubernamentales, iniciadas en abril de 2018, que fue violentamente reprimida por las fuerzas del orden. Hasta la fecha, el saldo es de más de 300 muertos, 2000 heridos y miles de detenidos.

Prohibición de protestas

En su discurso ante el plenario, Bachelet señaló que en Nicaragua “el derecho a la protesta pacífica es sistemáticamente negado”. En agosto de 2018, la Policía de Nicaragua publicó un comunicado prohibiendo las manifestaciones que no hubieran obtenido su permiso previo.

“Los masivos despliegues policiales desalientan a los nicaragüenses a manifestarse. Cuando se realizaron protestas, incluso durante celebraciones religiosas, la policía los dispersó abruptamente o elementos progubernamentales los atacaron violentamente”, añadió en su discurso la alta comisionada.

Al tomar la palabra en nombre del Estado, el vicecanciller de Nicaragua, Valdrack Jaentschke, respondió que “la libre movilización y expresión política están garantizadas para quienes se expresan en paz y sin intenciones de perturbar la tranquilidad de la población”.

Las detenciones continúan

Bachelet se refirió específicamente al caso de los 16 activistas arrestados el 14 de noviembre de 2019 al entregar agua a familiares de detenidos que se encontraban en huelga de hambre en una iglesia de Masaya, en el suroeste del país. Entre ellos, las líderes estudiantiles Amaya Coppens y Olga Valle, quienes habían asistido a la sesión pasada del Consejo de Derechos Humanos en septiembre de 2019.

“Algunas de estas personas habían proporcionado información a mi Oficina, por lo que su detención podría considerarse como una represalia por haber cooperado con nosotros”, denunció Bachelet.

Aunque tomó nota de las excarcelaciones ordenadas por el Estado, la alta comisionada advirtió que las detenciones arbitrarias en el país continúan y que 61 personas siguen presas por cargos relacionados con las protestas de 2018. Bachelet instó al Gobierno a liberarlos.

Ataques a indígenas y campesinos

La alta comisionada también se refirió a los ataques en contra de campesinos e indígenas y comunicó que su Oficina había registrado 14 homicidios en el norte del país en 2019, de los cuales cuatro habían sido esclarecidos y solo uno había terminado en condena.

“Distintas comunidades indígenas, como los Miskitu y los Mayangna, han denunciado la presencia de colonos en sus tierras, amenazando sus territorios y recursos”, declaró.

A finales de enero, seis indígenas fueron asesinados y diez desaparecidos cuando un grupo armado de 80 colonos invadieron la comunidad Mayagna Alal, ubicada en la reserva Bosawás en la región Caribe Norte.

En relación con este tema, el vicecanciller Jaentschke contestó que “Nicaragua cuenta con unas de las legislaciones y prácticas más avanzadas del hemisferio en materia de reconocimiento del Estado a los derechos de su población indígena y afrodescendiente”.

Un grupo de Estados latinoamericanos lidera la negociación, en el Consejo de Derechos Humanos, de una resolución que busca renovar el mandato que permite que la Oficina de la Alta Comisionada siga monitoreando la situación en Nicaragua.

Derechos Humanos / Human Rights

Posted on

La ONU lanza un plan de acción para fortalecer los derechos humanos ante la erosión del Estado de derecho

Fuente: Naciones Unidas

24 de febrero, 2020

 El Secretario General de la ONU lanzó este lunes un llamado a la acción para revitalizar los derechos humanos a través de un plan de siete puntos que incluye a la propia Organización, a los Estados miembros, a los parlamentarios, a la comunidad empresarial, a la sociedad civil y a las personas de todo el mundo.

“Nuestro desafío permanente es transformar las ambiciones de la Declaración Universal en un cambio real del mundo sobre el terreno“, manifestó António Guterres durante la inauguración de un nuevo periodo de sesiones del Consejo de Derechos Humanos en Ginebra.

“Los derechos humanos tratan sobre la dignidad y el valor de la gente. Amplían los horizontes esperanzadores, expanden las fronteras de lo posible y liberan lo mejor de nosotros mismos y de nuestro mundo”, declaró.

El titular de la ONU considera que este llamamiento se produce en un momento que “el Estado de derecho se está erosionando” y que, en diversos lugares del mundo, la gente se alza contra los regímenes políticos que no los tienen en cuenta y contra los sistemas económicos que no consiguen la prosperidad en beneficio común.

“Está apareciendo un nuevo grupo de desafíos ligados a los grandes movimientos

como la crisis climática, el cambio demográfico, la rápida urbanización y la marcha de la tecnología. La gente se queda rezagada. Crecen los temores. Se amplían las divisiones.

Y algunos líderes explotando las ansiedades para ampliar esas brechas hasta un punto de ruptura. Se ha impuesto una aritmética política perversa: dividir a la gente para multiplicar los votos“, razonó. 

1-Combatir la desigualdad y eliminar discriminación

En primer lugar, el Secretario General destacó que se ha de colocar a los derechos en el centro del desarrollo sostenible.

“Cuando ayudamos a la gente a salir de la extrema pobreza, cuando garantizamos la educación para todos, en particular para las niñas, cuando garantizamos la atención sanitaria universal, cuando todos tienen el mismo acceso a las oportunidades y a las opciones, permitimos que la gente reclame sus derechos y respetamos el compromiso fundamental de la Agenda 2030 de no dejar a nadie atrás”, dijo.

Asimismo, destacó que esta promesa nos obliga a combatir todas las formas de desigualdad y eliminar todas las formas de discriminación.

2-Los derechos en tiempos de crisis

Guterres recordó que las garantías fundamentales se enfrentan a los mayores desafíos cuando surgen conflictos, se producen ataques terroristas o desastres naturales.

“Para garantizar la eficacia y la coherencia de la acción de las Naciones Unidas, nos basaremos en una amplia labor sobre el terreno y elaboraremos un programa común de protección que se aplicará a la familia de las Naciones Unidas. Este programa tendrá en cuenta las diferencias de edad, género y diversidad entre las personas a las que servimos. Se centrará además en la protección de las minorías y los derechos de los pueblos indígenas”, enumeró. 

3- La igualdad de género y la igualdad de derechos para las mujeres

En este apartado destacó que en la actualidad vemos un retroceso en los derechos de la mujer, niveles alarmantes de feminicidio, ataques a las defensoras de los derechos humanos y la permanencia de leyes y políticas que perpetúan la subyugación y la exclusión.

“Hoy pido a todos los países a apoyar las políticas y la legislación que promuevan la igualdad de género, derogar las leyes discriminatorias, acabar con la violencia contra las mujeres y las niñas, garantizar la salud y los derechos sexuales y reproductivos, y luchar por la igualdad de representación y participación en todas las esferas”.

4- Participación ciudadana y espacio cívico

Ante la disminución de la sociedad civil en muchos países, llamó a la inclusión, la participación y el aumento de los esfuerzos para empoderarla.

“Las nuevas tecnologías no sólo han permitido a la sociedad civil organizarse con mayor eficacia, sino que también han dado a las autoridades nuevos instrumentos para controlar los movimientos de las personas y restringir las libertades”, declaró.

Añadió que tiene la intención de desarrollar una estrategia para todo el sistema de la ONU que sirva para promover y proteger el espacio cívico y fortalecer la capacidad de acción de la sociedad civil.

5- Los derechos de las generaciones futuras/cambio climático

Guterres reiteró que la crisis climática es la mayor amenaza para la supervivencia de nuestra especie, que pone en peligro los derechos humanos en todo el mundo y la existencia de algunos Estados, especialmente las pequeñas naciones insulares en desarrollo.

Si no actuamos, nuestros hijos y nietos no podrán disfrutar de todos sus derechos fundamentales, lejos de ello. Escuchamos estos temores a través de las voces de los jóvenes que hoy hablan con valentía”.

Indicó que el llamado a la acción se fundamentará en la Cumbre del Clima del pasado mes de septiembre y que pretende crear un espacio donde los jóvenes no sólo puedan expresar sus voces, sino sobre todo participar y contribuir a las decisiones que configurarán su futuro.

6- La acción Colectiva

“Mi Llamado a la Acción se enmarca en un contexto en el que los derechos humanos están en el núcleo de la acción colectiva que necesitamos para enfrentarnos a las crisis actuales”, destacó.

El Secretario General indicó que tratará de incrementar el apoyo de las Naciones Unidas a los Estados miembros para que creen y fortalezcan sus instituciones de derechos humanos y mecanismos de rendición de cuentas, y utilicen más ampliamente los instrumentos existentes de derechos humanos de las Naciones Unidas existentes

7-Los derechos humanos ante los nuevos avances

Por último, destacó que las nuevas tecnologías ofrecen nuevas oportunidades para la humanidad en términos de bienestar, conocimiento y descubrimiento, pero que con demasiada frecuencia se usan para violar los derechos humanos y la privacidad, mediante la vigilancia, la represión o el acoso y el discurso del odio en línea.

En este sentido, indicó que la labor del Grupo Independiente de Alto Nivel sobre Cooperación Digital nos muestra “el camino a seguir para construir un mundo en el que todos se beneficien de los avances digitales y de las nuevas oportunidades que éstos ofrecen”.

Añadió que la colaboración con el sector privado será fundamental y que trabajará para fortalecer los principales órganos mundiales, como el Foro para la Gobernanza de Internet.

Bachelet apoya la iniciativa

Por su parte, la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos destacó que su Oficina se compromete a trabajar con los Estados, las Naciones Unidas, sus socios regionales, así como con la sociedad civil, para garantizar el rápido avance hacia la inclusión social y el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Michelle Bachelet destacó que, pese al aumento de las amenazas a los derechos humanos, al desarrollo y a la paz, también lo hacen las soluciones prácticas y factibles basadas en las normativas de derechos humanos.

“Los acuerdos multilaterales de los últimos años aportan muchas de esas soluciones: la Agenda 2030, el Pacto Mundial para la Migración, la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, entre otros. Otras se derivan del gran cuerpo de normas internacionales de derechos humanos y de las recomendaciones específicas sobre derechos humanos de este Consejo, sus Procedimientos Especiales, el Examen Periódico Universal, los Órganos de Tratados y mi Oficina”, enumeró.

Añadió a los jóvenes como parte de la solución ante las crisis a las que nos enfrentamos.

“Hoy en día, muchos critican las desigualdades y piden una gobernanza más receptiva, una mayor igualdad de oportunidades y el respeto de los derechos humanos”, sentenció.

Derechos Humanos / Human Rights

Posted on

El deseo de acceso a la justicia puede ser desoído, pero no desaparece

Fuente: Naciones Unidas

13 de febrero, 2020

-Naciones Unidas-

 En el primer debate del Consejo de Seguridad sobre la justicia transicional en las situaciones de conflicto o post conflicto, la Alta Comisionada para los Derechos Humanos afirmó que construir la paz y reconstruir las sociedades requiere que se haga justicia y se recupere la confianza en las instituciones.

“Sabemos que la paz no surge automáticamente cuando las armas se silencian y las atrocidades cesan. Para poder reconstruir las vidas sin temor a que se repitan [los crímenes] y para que la sociedad avance, se debe reconocer el sufrimiento, restaurar la confianza en las instituciones del Estado y hacer justicia”, dijo este jueves la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos.

Michelle Bachelet participó en un debate del Consejo de Seguridad sobre la justicia transicional* en los escenarios de conflicto y post conflicto, donde afirmó que aunque se ignore y se niegue, el clamor por obtener justicia no desaparece.

Citó como ejemplo a Sudán, argumentando que el reciente derrocamiento popular del Gobierno fue impulsado en gran parte por la sed generalizada de justicia gestada durante décadas de impunidad y violación sistemática de los derechos humanos.

Agregó que la protestas masivas observadas últimamente en todo el mundo han puesto una vez más de manifiesto el poder de las demandas de igualdad, justicia social, justicia climática y derechos fundamentales.

Ejemplos latinoamericanos

Bachelet que su experiencia en Chile la convenció de que los procesos de justicia transicional gestionados por el país afectado y enfocados en las necesidades y opciones informadas de las víctimas pueden empoderar y transformar las sociedades y contribuir a una paz justa y duradera.

Destacó, asimismo, la utilidad de las iniciativas de búsqueda de la verdad en los proceso de justicia transicional durante los últimos 30 años.

En este renglón resaltó el caso de Guatemala y su informe “Memoria del silencio”, divulgado en 1999, convertido en un registro con autoridad moral de las múltiples violaciones de derechos humanos cometidas en los años de conflicto que dio voz a las víctimas y fue clave para reconocer sus derechos, además de que, en algunos casos condujo a reparaciones enfocadas en el daño causado.

“Esos procesos han facultado a las víctimas, en particular a las mujeres, a las comunidades indígenas y a las minorías que habían sido marginadas. Esto es vital para sanar las heridas y cohesionar a las sociedades”, sostuvo Bachelet.

Con respecto a Colombia, indicó que actualmente su Oficina apoya al Sistema de Verdad, Justicia, Reparación y no Repetición para cumplir con la Ley de Víctimas que, entre otras medidas, incluye el empoderamiento de las víctimas, la restitución de tierras y el desmantelamiento de las estructuras económicas y políticas que respaldaban a los grupos armados y se beneficiaban de ellos.

Rendición de cuentas

Bachelet subrayó, por otra parte, que la justicia transicional no debe ser vista como una alternativa de la rendición de cuentas ante el sistema penal de quienes hayan cometido crímenes de lesa humanidad. “Pero ese procesamiento penal debe ser acompañado de una amplia serie de medidas complementarias que apoyen la verdad, la justicia, la reparación y la garantía de no recurrencia. Eso ayuda a romper los ciclos de violencia”, enfatizó.

La Alta Comisionada concluyó su intervención advirtiendo que la falta de justicia transicional no resuelve los conflictos sino que, al contrario, alimenta la repetición de atrocidades.

Esperanza para las víctimas

En la sesión del Consejo de Seguridad estuvo presente el padre Francisco de Roux, presidente de la Comisión para la Clarificación de la Verdad, la Coexistencia y la no Repetición de Colombia, quien consideró que la justicia transicional es el instrumento de construcción de paz “más completo, dinámico y esperanzador que tienen las víctimas del mundo y los pueblos que han sufrido la violación masiva de los derechos humanos en conflictos armados internos”.

El clérigo apuntó que, no obstante, ser la mejor respuesta internacional que se puede dar hoy a las grandes tragedias bélicas contra el ser humano, tiene un presupuesto muy pequeño comparado con el que se asigna a las acciones militares y se mueve en las transacciones comerciales. “Sin embargo, es la más sagrada y la más importante de las apuestas de las Naciones Unidas porque incorpora a las víctimas del mundo a la naturaleza como víctima y a las generaciones futuras, que tienen derecho a vivir en dignidad.”

Las Naciones Unidas han definido la justicia transicional como “toda la variedad de procesos y mecanismos asociados con los intentos de una sociedad por resolver los problemas derivados de un pasado de abusos a gran escala, a fin de que los responsables rindan cuentas de sus actos, servir a la justicia y lograr la reconciliación”.