Radovan Karadzic

Derecho Internacional / International Law

Posted on

El Tribunal de La Haya eleva a cadena perpetua la sentencia de Radovan Karadžić       

Fuente: Naciones Unidas

20 de marzo, 2019

El criminal de guerra serbobosnio había apelado el fallo anterior que le sentenció a 40 años de cárcel al ser encontrado culpable de genocidio y crímenes contra la humanidad. El juicio es uno de los últimos capítulos de la postguerra en Bosnia, a la espera de la sentencia al exgeneral Ratko Mladic tras su apelación.

El antiguo líder serbobosnio Radovan Karadžić ha sido condenado a cadena perpetua por una corte de apelaciones del Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia por su papel en los asesinatos en masa de civiles en el conflicto de Bosnia.

Karadžić fue sentenciado, en 2016, a 40 años de cárcel por su responsabilidad durante la guerra, al ser encontrado culpable de genocidio por la matanza de Srebrenica y de crímenes de guerra y contra la humanidad. Un panel de cinco jueces del Mecanismo para los Tribunales Penales Internacionales revisó la decisión, tras la presentación de un recurso, y por mayoría de tres votos contra dos, elevó la condena a cadena perpetua, la mayor posible en los tribunales internacionales de La Haya.

Los jueces desestimaron todas las apelaciones de Karadžić, excepto una, como “meras discrepancias” con las conclusiones de la Corte y no como objeciones legales válidas.

El fiscal principal del tribunal, Serge Brammertz, dijo que el veredicto envía un “mensaje importante de que la justicia puede prevalecer sobre el mal”.

“Hoy, las víctimas de sus crímenes finalmente lo vieron responder por lo que hizo“, dijo Brammertz. “Los que se oponen al Tribunal dirán que esta sentencia es un veredicto contra el pueblo serbio. Rechazo eso en los términos más contundentes. La culpa de Karadžić es suya, no de su comunidad”.

El asesor especial del Secretario General para la prevención del genocidio, Adama Dieng, dijo que con esta sentencia se envía el mensaje de que no habrá impunidad por los crímenes en Bosnia.

Según Dieng, la rendición de cuentas es un elemento clave para construir un “futuro más pacífico y estable” en toda la región. “La justicia por sí sola, sin embargo, no traerá una reconciliación genuina a las comunidades divididas por la violencia, y no puede ser impuesta desde afuera”, añadió.

“El cambio real en la sociedad solo puede venir de la auto reflexión, la aceptación, el esfuerzo constante y colectivo para avanzar. Se necesita trabajo duro y perseverancia”.

Genocidio de Srebrenica

Los jueces confirmaron el cargo de genocidio por la masacre de julio de 1995 de más de 7000 hombres y niños musulmanes en Srebrenica, señalando una orden que Karadžić había firmado cuatro meses antes y en la que exigía que las condiciones para la gente de la ciudad se hicieran “insoportable, sin esperanza de sobrevivir”. El juez Vagn Prüsse Joensen afirmó que Karadžić estuvo en constante contacto con sus fuerzas en el terreno cuando cayó Srebrenica.

El acusado además “no pudo demostrar error” en el fallo original del tribunal que lo juzgó en el que se estipulaba que Sarajevo fue bombardeado indiscriminadamente, matando a 14.000 personas, sin distinción entre objetivos militares y civiles.

El panel de jueces rechazó una apelación de la acusación contra la absolución de Karadžić por el cargo de genocidio en 20 municipios bosnios donde se cometieron matanzas. Los jueces consideran que la acusación no logró refutar que esas masacres no deberían ser clasificadas como genocidio.

El final de los juicios sobre la guerra de Bosnia

Karadžić, de 73 años, escuchó el veredicto en la sala. El antiguo líder serbobosnio  ha estado recluido en La Haya desde su captura en Belgrado en 2008, y su apelación es uno de los últimos casos sobre la guerra de Bosnia que se celebran en La Haya, a la espera de la sentencia en segunda instancia al exgeneral serbobosnio Ratko Mladic.

Karadžić fue el presidente de la República Srpska, uno de los dos territorios autónomos en que se dividió Bosnia tras el fin de la guerra (1992-1995). Durante ese conflicto, murieron más de 100.000 personas y dos millones se quedaron sin hogar.

Los fiscales argumentaron que Karadžić y el comandante del ejército serbio de Bosnia, Ratko Mladić, querían eliminar a los musulmanes y croatas del territorio controlado por los serbios.

Mladić, de 76 años, conocido como el “Carnicero de Bosnia”, ha apelado una sentencia de cadena perpetua por cargos similares. El expresidente serbio Slobodan Milosevic murió en 2016 mientras se celebraba su juicio en La Haya.

Anuncios